REENCUENTRO CON LA HUMANIDAD DESAPARECIDA

En el libro “MARCAHUASI. La historia fantástica de un descubrimiento”, Daniel Ruzo nos ilustra desde una visión cósmica, aspectos científicos y espirituales acerca de nuestra conexión con esta fantástica meseta. Definitivamente, la más imponente de todas las montañas sagradas de la Tierra.

Foto: Jorge Luis Almonacid / Edición: Johanna Valcarcel
Image
Foto: Richard Reyna

A ochenta kilómetros al Este de Lima, en las estribaciones de los Andes, nace San Pedro de Casta, un pueblo poderoso, forjador de una cultura completa, que hace más de ochenta y cinco siglos hizo de Marcahuasi un reservorio del agua de las lluvias para regar durante los seis meses secos los terrenos que la rodean. Convirtió la meseta en una fortaleza inexpugnable y en un centro religioso con cuatro enormes altares.

Image
Las vacas y el hombre rumbo a la montaña.

La ruta para llegar es bien interesante. Partes de Lima hacia Chosica con una duración de dos horas en auto. Los buses se toman en el Parque Universitario. En Chosica, desde el Parque Echenique salen carros hacia el distrito de San Pedro de Casta. De aquí se puede caminar hasta la meseta de Marcahuasi, mochila al hombro, o rentar mula o caballo.

Lo mejor es llegar de día y descansar un poco para aclimatarse antes de subir a la meseta. En el pueblo encontrará en el albergue municipal una acogedora morada. Esta parada es vital para tomar aire, hacer fotos, abastecerse de alimentos ligeros para el viaje, almorzar comida típica de la zona y recargar energías para las tres horas de subida que le esperan. Otra opción es pasar la noche aquí y subir muy temprano por la mañana. Al llegar arriba dese un respiro, un merecido descanso. Tome aire puro, olvídese del mundo y hable con la montaña, si es que en el camino ya no lo hizo, pues muchas veces al subir y enfrentar el cansancio llegamos a creer que será imposible seguir avanzando y le comenzamos a pedir a la montaña que nos de fuerzas para llegar a ella. Luego, cuando retome la caminata podrá visitar la cabaña que fue construida por Daniel Ruzo, el Monumento de la Humanidad, las ruinas, la laguna de Huacracocha, el valle de las focas, la fortaleza y el anfiteatro. Un recorrido fantástico que, a través de monumentos, miradas y perfiles, nos mostrará el poderoso mensaje de las piedras.

Image
Foto: Jorge Luis Almonacid / Edición: Johanna Valcarcel
Image
Foto: Jorge Luis Almonacid / Edición: Johanna Valcarcel
Image
Foto: Jorge Luis Almonacid / Edición: Johanna Valcarcel
Image
Foto: Jorge Luis Almonacid / Edición: Johanna Valcarcel

Es recomendable acampar en lugares donde no corra mucho viento. Puede protegerse entre las carpas de sus amigos o entre piedras gigantes que sirvan de muralla. Es muy importante despertarse temprano para contemplar la salida del sol, o darse un respiro desde las alturas para apreciar la magia de los atardeceres; dos momentos de sumo valor energético y magnetismo espiritual para elevar la conciencia y hacer de su viaje una experiencia cósmica e inolvidable.

¿Quién fue Daniel Ruzo?

Artista espiritual e investigador científico. Daniel fue un hombre sabio que se adelantó a su época. También conocido entre sus más cercanos amigos como “el loco de las piedras”, por su naturaleza curiosa hacia los orígenes de nuestra humanidad. Fue investigador de la protohistoria y en sus viajes siempre encontró esculturas en las piedras. Durante 8 años se dedicó al estudio de los monumentos de Marcahuasi, deduciendo a partir de intuición y conocimiento que fueron hechas por seres humanos de una Era Antigua, anterior a la época incaica. Encontró otros monumentos magníficos muy similares en Francia, Inglaterra, Chile, Brasil, Rumania, Egipto y México, donde llegó a ser reconocido por su obra “El Manifiesto de Tepoztlán”. Falleció hace 21 años, en 1991, sin embargo, su obra sigue teniendo una vigencia total, llena de misterio y misticismo. No lo conocí personalmente pero soy muy amigo de su esposa Carola, que siempre me cuenta acerca de las historias que compartieron. Fue ella quien me dijo: “tienes que subir algún día, es impresionante”. Es un viaje que parte del corazón, que nos permite experimentar la vida desde arriba y conectarnos con la energía del cosmos que todo lo habita; pero a veces, sólo cuando subimos a una montaña lo recordamos.

Daniel junto a su esposa Carola. Cuernavaca, México.

A continuación unos links muy interesantes para que conozcan un poco más de Daniel Ruzo, y tomen en cuenta el gran valor que su obra representa para la humanidad.

“La Historia fantástica de un Descubrimiento” (Libro digital):

Sobre Tepoztlán

Sobre Daniel Ruzo

Sobre Marcahuasi

 

Galería de fotos

¡Síguenos en Facebook!

Anuncios

4 comentarios en “UN VIAJE PARA SIEMPRE

  1. Hola, soy chileno e investigador de la obra de Daniel Ruzo desde unos 40 años atrás, necesito saber que paso con la legendaria biblioteca de el. Estoy tratando de ubicar a Carola
    Cisneros mi correo andresoil@hotmail.cl cualquier dato se agradece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s