Pasión por el skate

Naturaleza rebelde. Niños, jóvenes y adolescentes han hecho de los skateparks su territorio. Un lugar diseñado para ser joven por siempre.

Escribe: Federico Cisneros / Artesanos del Espacio
Blog Fuera del Tiempo
Foto: Johanna Valcárcel

Erik Gilabert tiene sangre de skater. Su padre le enseñó a subir al skate cuando tenía apenas dos años. Ese fue el primer paso importante de su vida. Siempre hubo un skate abandonado en algún ricón de su casa, pero de niño sólo sabía ignorarlo. Tuvieron que pasar diez años para que se anime a recogerlo y comience a jugar con él. Cuando cumplió 12 se puso a practicar con todo y ahora ya nadie lo para. Desde entonces su vida se convirtió en una inesperada maniobra. Una mañana en Sarasota Erik voló por primera vez. Con el tiempo fue encontrando en las piruetas verdaderos saltos de liberación; momentos aéreos de explosiva genialidad. Y es que sobre ruedas la vida cobra nuevos colores. Por eso cada vez son más los niños y adolescentes que practican este deporte, pues la velocidad que experimentan hace sus días intensos y divertidos. “Lo que más me gusta es volar, hacer trucos altos y estar por el aire”, confiesa Erik a sus 16.

Foto: Johanna Valcárcel
Foto: J. V.

Al llegar a un skatepark, Erik juega un rato en la rampa para calentar y luego se desliza libre por el espacio, como un adolescente sin miedo a crecer. A pesar de toda esa sensación de libertad, la vida del skater no es nada fácil. El año pasado se rompió un ligamento del pie izquierdo y estuvo un mes con yeso. Su vida se columpia entre golpes, saltos y caídas. “Mayormente sólo me esguinzo y estoy con una bola en el talón un par de semanas. De ahí se me pasa y sigo montando hasta que ya no pueda más”, comenta Gilabert. Sin duda alguna, la velocidad que coge su vida cuando está sobre un skate es la mejor recompensa.

7744682340_b256d452d4_o
Foto: J.V

En los campeonatos que participa, los jueces evalúan su performance a lo largo de la pista. “Durante dos minutos todo el skaterpark es tuyo y haces lo que puedas”, me cuenta. En ese tipo de eventos los jóvenes ganan dinero y premios a partir de trucos y temerarias maniobras en el aire. De este modo busca participar y ganar más experiencia. Quizá lo que más necesiten los skaters de Lima es contar con un skatepark de madera, con aire acondicionado y cerrado, pues a veces llueve y se ven obligados a cortar de una sus horas de entrenamiento.

Por ahora, al igual que muchos jóvenes de su generación, Erik sueña convertirse en skater profesional, para algún día vivir y viajar por el mundo como un verdadero artista sobre ruedas.

Foto: J. V.

El dato serio:

Entre los campeonatos que ningún amante del skate debe perderse, Gilabert nos recomienda prestar atención al Street League, que cada mes se puede ver por cable vía ESPN 2. Además de los ya consolidados X-Games y el Maloof Money Cup.

Este texto fue ublicado en la sección DXT de la Revista Claro TV – Junio 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s