Cuentos de Finlandia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Noche de Cuentos en la Casa Túpac

Ulla Suokko, una virtuosa flautista europea, llegó a Cuzco hace un par de meses para llevarnos de viaje hacia el universo atemporal de sus mejores cuentos finlandeses. Nosotros la vimos y volamos junto a ella a través de la música y la fantasía. Su flauta traversa fue la alfombra mágica que nos hizo viajar fuera del tiempo.

La reconocida maestra de la Escuela de Arte Juilliard, de Nueva York, hace tiempo que se bajó del mundo para viajar por nuevos países y compartir con gente distinta la magia de los cuentos y de su flauta traversa.

Llueve en las afueras de la noche. Cusco tiene los pies mojados y el viento sopla en el corazón de la tierra. Febrero llueve. Es invierno y corremos bajo la lluvia para llegar a tiempo a la Galeria de Arte Fractal Dragón, donde Ulla nos espera – silenciosa-  en el segundo piso de la Casa Túpac.

Poemas de 189: leyendas y mitos desde Finlandia.

Un héroe músico de poderes mágicos viaja en barco y proclama cantos shamánicos. Tocando un arpa muy poderosa llenaba de dulzura el agua de los mares.

Ilma (aire en Finalandés) era una doncella de la naturaleza que existía totalmente sola en un inmenso océano acuarela. Volaba entre los espacios infinitos de la bóveda celeste.  Hasta que un día se aburrió de volar en el vacío y les pidió a los Dioses que le dieran una misión.

El mágico, aquel héroe misterioso que debía nacer del vientre de la Diosa del Viento, no nace hace siglos…pero un día él mismo pidió que su nacimiento sucediera. Entonces apareció sobre la tierra: el viejo sabio, el músico eterno.

/ En los corazones de los seres humanos no existen fronteras/

Sobre una roca azul, en medio de un lago gigantesco, una niña que llora y escucha el susurro de los ángeles sobrevive al desamor.

Antes del fin,  Ulla Suokko, esta inolvidable artista neoyorkina, compartió con nosotros una historia muy personal sobre las sincronías que ocurren cuando no sabemos qué hacer. Es en ese espacio tan solitario cuando somos capaces de elevar nuestro corazón y pedirle a los seres de luz que nos acompañan, que nos envíen una señal que guíe el camino de nuestras almas.

La historia que siguió fue sobre la flauta que canta y la niña que lloraba, hasta que un día encontró un libro inesperado en medio de la nada y prosiguió su camino con una sonrisa dibujada en el rostro. Finalmente compartió con el público su último viaje a la ciudadela encantada de los Inkas, la mística tierra de Machu Picchu, a donde nos llevó a través de la música y la imaginación, envolviéndonos con la gracia de su flauta traversa y el hermoso sonido de su voz.

“Solo cuando estamos verdaderamente presentes

podemos conectarnos con el todo”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s